Arribó a Nuevo Laredo el Apóstol de Jesucristo

Arribó a Nuevo Laredo el Apóstol de Jesucristo; en la Colonia Victoria ¡pelearán hasta el último aliento!

NUEVO LAREDO, Tamps. A 13 de marzo del 2019. (Berea Internacional). Hasta el último aliento, con vigor y decisión, los hermanos que se congregan en esta céntrica colonia de la importante ciudad tamaulipeca de Nuevo Laredo recibieron con todo amor al Excelentísimo Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, y levantaron sus ojos, sus voces, sus puños, para comprometerse en la gran tarea de evangelización que encabeza por todo el mundo el Enviado de Dios.

Fue el día más grande de Nuevo Laredo en muchos años. El Gran Apóstol del Señor explicó el momento que hoy vive la Iglesia del Señor. Ilustró lo que de ella ahora observa el mundo; la importancia que tienen el hecho de que en este tiempo de Restauración en el mundo se encuentra la Iglesia del Dios Vivo, en la cual Dios ha puesto a un Siervo de Dios y un Apóstol de Jesucristo para garantizar la salvación de las almas por todo el mundo, que en esta Era, se bautizan las almas por decenas y decenas de miles.

Los hermanos viven en todo su ser esta bendición. Esperaban este momento y Dios se los concedió. En su Casa de Oración, los hermanos de la Victoria, Recibieron con gran amor a quien Dios envió en este tiempo, y fueron llenos de bendición.

Vieron directamente la alegría de un Apóstol de Dios por estar con sus hijos en la fe, glorificaron a Dios, y sus oídos, los materiales y espirituales, escucharon, dichosos, la voz del Señor.

El Gran Apóstol de Dios les dijo que desde aquel 8 de diciembre en que ocurrió su llamamiento ya les amaba, pero que hoy al visitarlos, conocer sus rostros, les quería externar personalmente su alegría y decirles: ¡Heme aquí!

Las hermanas y los hermanos estallaron de felicidad. Escucharon palabras de vida, y se sintieron más seguros que siempre.
El Embajador del Reino de los Cielos les habló de la promesa que Dios le hizo de engrandecer a este Pueblo aún más, y resaltó esa palabra Divina que se ha venido cumpliendo.

Por eso los llamó a predicar porque aquí en Nuevo Laredo también hay un grande pueblo y recordó como desde la primera etapa de su Gira Universal, en Chile, cuando pensaba cómo emprender la evangelización, Dios le enseñó la forma e invitó a toda la Iglesia a acompañarle y así ha ocurrido, los niños, los jóvenes, los adultos, los coros, los hermanos han salido a las calles a testificar y anunciar las buenas nuevas de salvación.

En esto, preguntó a los hermanos si lo acompañarían en la evangelización porque ha llegado el crecimiento de la Iglesia en Nuevo Laredo, su multiplicación, y encontró solamente determinación en positivo; los sí, se escucharon de manera perfecta y el Enviado de Dios vio la determinación de sus hijos para sumarse a esta tarea.

Entonces, el Varón de Dios les colmó de bendiciones, les entregó su amor en Cristo Jesús, les dejó en comunión con Dios, y partió feliz, a recorrer más colonias de Hijos de Dios en esta la más importante ciudad de Tamaulipas, por donde se presenta el mayor cruce de carga por tierra entre Estados Unidos y México, y por donde, desde hoy, viene la mejor etapa espiritual.