‘Juntos, hasta el último aliento’: divisa apostólica

(Coordinación de Crónica Apostólica) — El momento culmen de este congreso internacional, enmarcado en el día del maestro, tuvo lugar en la cena de gala ofrecida por los profesionistas y empresarios al Apóstol Naasón Joaquín. En la última jornada de actividades, durante esta reunión especial se entregaron doce reconocimientos a los profesionales de nuestra comunidad más destacados en las áreas de cultura, ciencia, tecnología, arte, deporte, comunicación, radio y televisión.

Destacó el emotivo momento en que Daniel Colindres, futbolista costarricense que juega como delantero en el Deportivo Saprissa de la Primera División de Costa Rica, saludó al Apóstol del Señor con un abrazo efusivo. Conmovido por conocerle personalmente en este día, el también seleccionado nacional de su país no pudo contener las lágrimas de alegría y emoción por estar cerca de su maestro y padre en la fe.

A las 7:31 de la noche, luego de la entrega de decenas de reconocimientos a diversos profesionistas recién titulados en licenciaturas, maestrías y doctorados, el Siervo de Dios dirigió unas palabras:  “Vosotros sois el regalo más hermoso que Dios me pudo haber dado. Creo que las palabras salen sobrando. Solamente he traído una frase que a partir de este día quiero quede permanente en vuestro corazón: ‘Juntos hasta el último aliento’.

“Deseo que Dios los siga prosperando. Hoy veo cumplida esa palabra en cada uno de ustedes, porque vosotros sois mi mejor regalo. Vosotros sois mi prosperidad. Yo sé que así como yo los llevo a cada uno de ustedes en mi corazón, ustedes en donde están también me llevan en el suyo. Tengan la seguridad en que la oración de su hermano siempre será en favor de ustedes para que Dios os bendiga y prospere en todas las actividades que están haciendo. Reitero: ‘Hasta el último aliento juntos y unidos por nuestro Pueblo’. Dios los bendiga y los guarde”.

A las 9:14 de la noche se despidió  de los profesionistas, quienes levantando sus manos le saludan. Se escribe así otra página de la historia del apostolado contemporáneo.

 Fuente: Coordinación de Crónica Apostólica.