Hacen muy feliz al Enviado de Dios en Reservas Territoriales de Nuevo Laredo

Hacen muy feliz al Enviado de Dios en Reservas Territoriales de Nuevo Laredo; le enseñan su fe y magno predio.

NUEVO LAREDO, Tamps. A 13 de marzo del 2019. (Berea Internacional) El Excelentísimo Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García visitó también este día a los hermanos que se congregan en la Casa de Oración de la colonia Reservas Territoriales en esta ciudad de Nuevo Laredo, y externó su doble felicidad: la que experimenta al ver a sus hijos en la fe y la que le provocaron al mostrarle un nuevo terreno que compraron.

El Embajador del Reino de los Cielos recordó que hace algunos años, cuando era su Pastor Jurisdiccional, les animaba a adquirir un predio donde los hermanos en tránsito por esta frontera, pudieran descansar, tomar un vaso de agua, acceder a servicios personales, y hoy, con un hermoso y grande terreno, ve casi realizado ese deseo.
Esto, les externó, le generó una gran alegría, y señaló que no solo desde hace cuatro años –fecha de su llamamiento-, sino desde antes, Dios puso una unidad de los hermanos con Él, para cumplir esos deseos.

Reservas Territoriales es una colonia de hijos de Dios muy bienaventurados y aquí el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García les habló con mucho amor a su arribo. No solo estaban llenos de fe, sino le mostraron obras y además, le recibieron con canto de bienvenida, de reconocimiento a su Elección. Por eso les comentó que cuando se trasladaba hacia ese lugar, pensaba en cómo les iba a motivar, algo que viene practicando en cada colonia que visita, pero que cuando le mostraron parte de sus obras, se sintió muy contento.

Como a todos sus hijos les enseñó a creer en las promesas de Dios, como Él lo ha hecho; les citó el crecimiento que día a día experimenta esta Iglesia del Señor que va como la luz de la aurora, que va de aumento en aumento y les invitó a que den testimonio de este Evangelio, de Jesucristo y de Él, lo cual alegres, le prometieron estos santos cuyos corazones hoy se ensancharon de amor al Enviado de Dios y de felicidad.