Labor del batallón espiritual en Oviedo, Caaguazú, Paraguay

(LLDM News) — Porque esto es bueno y agradable delante de Dios nuestro salvador, el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad (1 Timoteo 2:3,4).

Hermosa bendición la que Dios sigue manifestando en los corazones, por su gran bondad y misericordia. Es así como los jóvenes del batallón de misioneros de Iglesia La Luz del Mundo enviados a la ciudad paraguaya de Coronel Oviedo siguen siendo participes del cumplimiento de la promesa que Dios le hiciere a su Santo Apóstol Naasón Joaquín García, de que este pueblo a de crecer en grandísima manera, pues es la palabra de Dios, viva y eficaz la que transforma el corazón y cambia los pensamientos del hombre para poner en práctica su enseñanza.

Así las almas día con día van conociendo los mandamientos de Dios, y no solo eso, sino que buscan ponerlos por obra. Todo esto es posible gracias a que en la tierra esta su santo Apóstol que eleva su oración continuamente, y está llevando este mensaje de Salvación a todo lugar.