Llega el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín a Nueva Jersey; halla fe y obras

JERSEY CITY, EE. UU., a 30 de noviembre de 2018. (Berea Internacional). Hoy fue un día memorable para la iglesia de Jersey City, New Jersey y sus obras aledañas: el Excelentísimo Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, llegó hasta esta ciudad, visitó esta Casa de Oración, sus instalaciones, y la mañana quedó bien grabada en el corazón de la iglesia.

En esta entidad ubicada el noreste de Estados Unidos de América, muy poblada, aunque de superficie pequeña, donde las temperaturas empiezan a estar en cero grados centígrados, el Santo Embajador del Reino de los Cielos, no solo halló a los hermanos viviendo en la hermosa fe de Dios, sino que los bendijo mucho porque también halló obras.

El insigne visitante, el Siervo de Dios y Apóstol Naasón Joaquín, inició su recorrido por las instalaciones (estudio de producciones) de Bereavisión, donde -una parte- del equipo de trabajadores de la casa productora con ansias aguardaban su amorosa llegada. El Santo Apóstol del Señor se mostró muy contento por contemplar el inmueble, adecuaciones y mobiliario de Beravision TV.

Cabe destacar, en esta ciudad (de Jersey City) el equipo de voluntarios de Bereavision aportan para el amplio desarrollo de este gran proyecto, y mediante su trayectoria profesional (a base de loables esfuerzos y dedicación) como medio internacional de comunicación, fue así como consiguieron las camisetas autografiadas por los integrantes de los respectivos equipos de futbol. Fue así que, aprovechando esta oportunidad, los hermanos presentes le obsequiaron al Varón de Dios dos playeras autografiadas especialmente para Él: Una del “New York Red Bulls” (equipo de fútbol profesional de Estados Unidos, situado en Harrison, dentro del área metropolitana de Nueva York) y la otra del “New York City FC”, ambos son equipos incorporados a las Ligas Mayores de Fútbol (MLS, por sus siglas en Ingles Major League Soccer).

A los colaboradores de Berea su Padre en la Fe, el gran Apóstol Naasón Joaquín, les animó a seguir trabajando, y preparándose cada día más para ofrecer a la Iglesia y a la amable audiencia de Bereavisión, solamente lo mejor; el Apóstol del Señor en sobremanera les impartió de su santa bendición, y les expresó seguirá orando para que el Alto Dios les bendiga en todo.

Seguidamente pasó a conocer la cabina de radio, donde se realiza el programa Getsemaní, un espacio que se transmite por Facebook Live y los días sábados a medio día en la radio FM Cántico Nuevo. Ahí trajo a la memoria que su padre, el Apóstol Samuel Joaquín, le encomendó hace años iniciar Berea pero no tenía experiencia en administración de empresas ni en medios de comunicación. Sin embargo, el Siervo de Dios había dado su palabra de bendición y aunque para muchos era una palabra sencilla, Él confió en la palabra de un Siervo de Dios, y así fue testigo de las maravillas de Dios, siendo este un medio para llegar a miles de almas con la palabra del Señor.

Al ingresar a la casa de oración el Siervo de Dios contempló la hermosura del Santuario, viendo cada detalle, viendo el trabajo realizado por los hermanos que en el amor y el reconocimiento a Dios plasmaron en esta construcción, su cielo raso, cada figura, sus vitrales, sus pisos de mármol y su hermoso ministerio: esta obra fue inaugurada el 11 de diciembre de 2016.

Posteriormente los hermanos le ofrecieron un alimento preparado con el amor que le tiene esta iglesia a La Elección. Durante ese desayuno se le mostró un video de la remodelación de la Casa de Oración desde su adquisición hasta lo que es en la actualidad; además se llenó de alegría al presentársele el proyecto de adquirir una nueva casa de oración en este próspero estado.

A su salida, la iglesia le despidió mostrándole su Reconocimiento, entre ellos la niñez y la juventud quienes con el puño en alto le externaban que “estaban con Él. Toda la iglesia manifestó su alegría, el gozo en contemplarle, en ver su hermoso rostro. El Siervo de Dios les dirigió unas palabras recalcando la hospitalidad de los hermanos al recibirle y atenderle con tanto amor.

¡Nueva Jersey, halló Gran Bendición!