Noticias

Admirando la gama de República Dominicana

By febrero 17, 2019 No Comments

REPÚBLICA DOMINICANA., a 13 de febrero de 2019 (Berea Internacional). – En el corazón de las Antillas, República Dominicana deslumbra a todos sus visitantes con más de 500 kilómetros de costas bañadas de aguas turquesas y enmarcadas por palmeras que parecen extenderse hasta el cielo. Compartiendo la isla de La Española con Haití en las Antillas Mayores, que es donde Cristóbal Colón hizo su primera parada en el Nuevo Mundo en 1492. El mayor tesoro guardado por este país es su biodiversidad.

La Cultura Dominicana tiene relaciones de influencia con la Cultura Española y la Cultura Africana, la cual son característicos de su música Folclórica, el arte, sus instrumentos, su literatura, y otros rasgos que representan la Cultura Dominicana, como el desarrollo de su economía, social y políticamente. Que por otro lado también influye también la Cultura Italiana y en la Cultura Francesa.

Los taínos fueron los ciudadanos precolombinos de las Bahamas, Antillas Mayores y el norte de las Antillas Menores. Se trata de un pueblo que llegó procedente de América del Sur, específicamente de la desembocadura del río Orinoco, pasando de isla en isla, reduciendo o asimilando a los pobladores más antiguos, 12 como los aguantables y los guacamayos cuyas culturas son anteriores a la llegada de los taínos.

Entre algunos sus coloridos destinos están:

Santo Domingo, (la capital de país) es la representación del área metropolitana más grande de todo el Caribe, donde viven casi 3 millones de personas. La Zona Colonial es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La ciudad fue la sede del Imperio español durante la época colonial.

Samana, además de ser la última parada en el viaje de regreso de Cristóbal Colón desde el Nuevo Mundo en 1492, Samaná es también uno de los principales lugares de observación de ballenas más popular del mundo. En el primer trimestre de cada año, miles de ballenas jorobadas se dirigen a la bahía de Samaná para dar a luz.

Punta Cana, el destino de playa más popular en la República Dominicana es, sin duda, Punta Cana. No solo tiene playas frente a los mares del Atlántico y del Caribe, sino que además, también tiene más de 60 kilómetros de costa con la mayoría de las aguas poco profundas.

La abundancia y variedad de especies animales y vegetales se remonta a tiempos ancestrales cuando se formaron climas y ecosistemas únicos. Gracias a ello, ahora el inventario de flora y fauna supera las 6.000 especies, siendo muchas de ellas endémicas, lo cual significa que existen solo en las condiciones naturales de esta parte del mundo. En la República Dominicana abundan los reptiles, aves e insectos mientras que los mamíferos nativos escasean.

Descubierta en 1492 por Cristóbal Colón, República Dominicana cuenta con una fascinante historia, apasionantes museos y experiencias culturales como música, arte y festivales; además de una gran variedad de especialidades dominicanas como: Chocolate, café, merengue, ámbar y larimar. La gastronomía de la República Dominicana es un reflejo de las influencias españolas y africanas que han incidido en la sociedad y en la cultura del país.

La bandera de la República Dominicana es el pabellón que representa al país y que, junto con el Escudo y el Himno, tiene la categoría de símbolo patrio. Es la única bandera en el mundo que tiene una Biblia abierta.

República Dominicana, una nación democrática con una población de más de 10 millones de personas, posee un territorio que se extiende hasta los 48,442 kilómetros cuadrados. Un poco más que el doble de Nueva Jersey y más o menos el mismo tamaño que Costa Rica. Sus codiciadas costas se nutren del Mar Caribe al sur y el Océano Atlántico al norte. En el 2017, 6.2 millones de visitantes se alojaron y 1,147,000 pasajeros de cruceros pasaron por la República Dominica.