Alaban a Dios en África Central; la luz del Evangelio la ilumina

SÃO TOMÉ, São Tomé e Príncipe. A 21 de noviembre de 2019. (Berea Internacional). En el Continente Africano, en el Golfo de Guinea, frente a las costas de Gabón, está la República Democrática de Santo Tomé y Príncipe; formada por dos islas mayores: Santo Tomé y Príncipe, y múltiples isletas. Aquí, el idioma oficial es el portugués, aunque en realidad hay tres diferentes formas de portugués criollo.

El Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García ha llegado a esta República. Viene con regalos espirituales para los que han sido llamados a formar parte del Cuerpo de Cristo; tanto los que ya profesan la doctrina apostólica, como los que por Su palabra abrazarán la fe de los redimidos.

Los hermanos, reunidos en la casa de oración, con alegría, recibieron a los ministros que Él ha enviado en su representación; se reunieron con los emisarios en la oración de 9:00 A.M.; ahora por la tarde se congregaron para alabar y bendecir el nombre de Jehová, porque sólo a Dios pertenece la adoración por esencia y a su Hijo Jesucristo por obediencia. Se dieron las diestras de compañerismo, se saludaron con amor fraternal. Convivieron con Él.

Siguen el diario ejemplo de a quien Dios ha dado el Ministerio de la Reconciliación, la vida del Apóstol Naasón es ejemplo vivo de la correcta manera de servir a Cristo. Con el mismo amor que el Padre celestial cuida a su Pueblo, la Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad, La Luz del Mundo, Él también cuida de la Iglesia; por eso sus ministros están aquí, porque Él ama a la Iglesia del Señor, la cuida, la protege, se esmera por ella y la incluye en las promesas de prosperidad. Ya las visitas, que acuden a este lugar, conocieron la poderosa palabra que Él trae, la palabra de vida de parte de Dios, el Evangelio de Jesucristo.

En Santo Tomé y Príncipe, alaban a Dios, porque la Luz del Evangelio los ilumina.