Capacitación ministerial en Trinidad y Tobago: ¡Avanza sin cesar; avanza!

TRINIDAD Y TOBAGO. A 14 de noviembre de 2019. (Berea Internacional). En cada país el desarrollo depende de diversos factores; entre ellos, uno de los más importantes y base de la prosperidad, es la infraestructura; es decir, todos los servicios necesarios para el buen funcionamiento de una nación.

En la Iglesia La Luz del Mundo, la base es Jesucristo, es la cabeza del ángulo (Mateo 21:42), el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García es el Enviado de Dios; Él trae las buenas nuevas de salvación a la tierra y en el plan de Dios, la prosperidad también requiere de una base de conocimientos, tanto espirituales como materiales. Por ello, Él ha venido a esta región del mundo a traer el conocimiento de Dios y la preparación para los obreros locales. Es menester contar con lo necesario para que el Evangelio florezca en esta nación; prospere; crezca y dé frutos a su tiempo.

La instrucción o capacitación ministerial, es parte de los múltiples cuidados que Él tiene por la Iglesia del Señor; por las almas que aún no han llegado; por los hermanos que han de pertenecer a la Primitiva Iglesia Cristiana; la que Cristo fundó. Los ministros con más tiempo en la obra del Señor comparten sus experiencias con los que inician; permean el conocimiento humano a las siguientes generaciones; ayudan a la buena marcha de la Iglesia; cumplen con la encomienda apostólica; llevan el maná espiritual y la ciencia humana; es todo esto – y más – parte del hermoso trabajo del Apóstol Naasón. ¡Él está aquí, entre los suyos! Y nada ni nadie podrán detener el firme avance de la esposa amada de Cristo; su Iglesia.

La semilla del Evangelio ha caído en buena tierra; Trinidad y Tobago, la vid dará su fruto, porque hay Apóstol de Jesucristo y su oración es – también – en favor tuyo: ¡Avanza sin cesar; avanza!