Con alegría siguen cumpliendo con el trabajo espiritual

COROZAL TOWN, Corozal District, Belice – Sábado 09 de febrero 2019.

Los hermanos Obreros del Batallón de Iglesia La Luz del Mundo, enviados a la Ciudad de Corozal, Corozal District, Belize, realizaron una caminata por las calles más importantes del lugar. Este evento también estuvo asistido por los miembros del Batallón en Belice City, por hermanos de la Iglesia en Orange Walk, y así mismo por los Ministros y responsables correspondientes a cada lugar.

La caminata inició desde el lugar de reunión de los hermanos en ese lugar, luego través de la avenida principal, seguidamente, en la Quinta Avenida (5th Ave), para después hacer arribo al Parque Central de la Ciudad (Corozal Central Park), donde el coro conformado por los hermanos del Batallón de Belice City y alguno del batallón local, tuvieron su participación ante la mirada de muchas personas, que realizaban sus actividades recreativas. Al transcurrir de la caminata, muchas personas manifestaron expresiones de contento y satisfacción al oír los cantos del orfeón y también al recibir Volantes informativos de la Iglesia.

Al término de la actividad, también se realizó un Servicio especial, donde algunas personas amablemente entendieron la invitación de los hermanos para reunirse y meditar en la santa doctrina del Señor.

El servicio fue presidido por el Ministro Invitado de la Iglesia en Orange Walk: O.E Othoniel Vázquez. Al término del espacio de alabanzas, El D.E. Osmel Alberto Reyes (Ministro en la Iglesia de Belice City), se encargó de la recordación de la palabra con el tema: “Conociendo las características de la Iglesia que Cristo fundo”, instando así a todas las visitas presentes a buscar el camino de salvación en este tiempo de confusión religiosa, conociéndolo a través de las características fundamentales de la verdadera Iglesia de Dios, y una de ellas (y la más representativa) es la existencia de verdaderos apóstoles instituidos por Cristo en su Iglesia.

Finalizada la explicación, se dio por concluida la reunión, por medio de una oración de acción de gracias a nuestro Dios, por sus innumerables bendiciones. Momento en cual también se oró por las almas que sedientas de la salvación atendieron al llamado de Dios en sus corazones.