Dichosa Filipinas: escuchan y se dan ósculos de amor

Manila, FILIPINAS. A 25 de octubre de 2019. (Berea Internacional). Joyas del Evangelio, bendiciones por La Elección soberana de Dios, en un pueblo joven como el de Filipinas, fueron regaladas por el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García a los hermanos que aquí se congregan, y que tras oir la predicación de los ministros que mandó a estas Islas, terminaron dándose un ósculo de fraternidad y amor.

Son los tiempos benditos de la Nueva Era, son momentos inolvidables en la vida de la Iglesia del Señor en Filipinas y son tiempos en los que el crecimiento espiritual es intenso.

Aquí en estas Islas se habló en la Oración vespertina, de la importancia de los Hombres de Dios para la preservación y crecimiento de Su Iglesia.
Se dieron ejemplos como la prosperidad y certeza que dio Moisés al pueblo del Señor y lo indispensable que es para la vida de todo Hijo de Dios que aspira a alcanzar la Vida Eterna.

Filipinas está muy dichosa. Está engalanada y sin duda, vendrán mejores tiempos para este pueblo bendito al que Dios conserva, para bien, en su memoria. Están unidos a La Elección y en estos casos, siempre hay excelsas recompensas.