El Evangelio de Cristo y el Apostolado son Universales; hay llamado a trabajar

GUADALAJARA, Jal. a 4 de mayo de 2019. (Berea Internacional).- La oración del Excelentísimo Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, es por la paz y la prosperidad de todas las naciones, sin privilegios, ni exclusiones, porque el Evangelio que custodia, que predica, es Universal, quiere que corra como el viento y la palabra de Dios tenga éxito en todo lugar, ése es su compromiso para el cumplimiento de las promesas de Dios, se recordó este día a la Iglesia del Señor que se congrega en los días previos a la gran celebración del Jubileo de Vida.

En el Tema El Tiempo de trabajar en la Universalidad del Evangelio, que expusieron los ministros designados para ello en las Colonias Hermosa Provincia, El Bethel, Maestro Aarón Joaquín y La Presa, se citó la palabra de Vida que trae consigo un auténtico Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, y en específico, lo que dijo el Embajador del Reino de los Cielos el reciente 24 de febrero en la 15ª Etapa de su Gira Universal, en San Juan de Puerto Rico: “Iglesia Universal… no es verdad, yo no predico la cultura religiosa de México, ¡No hermanos! Nosotros predicamos el evangelio de Jesucristo, revelado a sus santos Apóstoles por el Espíritu, el cual tiene un carácter universal; es para toda nación. En eso consiste la universalidad del evangelio. Y este evangelio no tiene nación, no tiene raza, este evangelio no tiene idioma o color. El evangelio al igual que el Apostolado es universal”.

Aquí en Guadalajara hay gran felicidad, los hermanos siguen arribando y la instrucción del Gran Apóstol de Jesucristo es que se sigan edificando en el espíritu. Por eso se alegraron cuando oyeron que para el logro de la encomienda que Dios le ha dado a su Ungido, debemos colaborar para el engrandecimiento de todos los países en donde está la Iglesia y aquellos en los que llegará.

Se nos invitó a todos, a buscar la paz y la prosperidad de nuestras naciones, a unirnos a los trabajos necesarios que nuestros respectivos gobiernos nos invitan, a respetar las naciones y sus autoridades donde nos asentemos, a cuidar los símbolos patrios, a obedecer sus leyes, aunque aparentemente algunas sean adversas a nosotros, como Iglesia de Dios, pues Él no nos ha dado la misión de criticarlas, sino de obedecerlas y se citó la carta del apóstol Pablo a los Romanos, en su capítulo 13, versículos 1 al 5.

Hoy, los hermanos volvieron a escuchar la instrucción que antes dio el Ángel del Evangelio Eterno: si somos respetuosos en todo, veremos también que la nación donde vivimos prospera, pues nosotros floreceremos y fructificaremos porque somos la semilla de Dios.

Los hermanos salieron felices: en la Iglesia La Luz del Mundo la meta es espiritual, tenemos igualdad, ningún país es preferido más que otros, a todos los gobiernos, sus leyes y sus símbolos patrios se nos enseña a respetar, y a nosotros se nos concede el regalo de compartir, de predicar este bendito Evangelio que del cielo, predica el Excelentísimo Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García.

Hermoso trabajo es el que fuimos invitados hoy a realizar cada día en nuestros respectivos países.