Epístola del Apóstol Naasón, parabienes y amor de Dios para Polonia

VARSOVIA, Polonia. A 27 de octubre de 2019. (Berea Internacional) La Universalidad del Evangelio se refiere -entre otros puntos- a la inclusión de toda lengua, raza o nación en el plan divino de salvación de las almas; este es el cuidado y amor que manifiesta el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García al enviar no sólo ministros sino una Carta, un saludo, el amor de Él, para fortalecer la fe de los llamados a salvación.

En la República de Polonia, en la Europa Central, para quienes han creído en Jesucristo, escuchar la lectura de la Epístola del Apóstol Naasón, implica no sólo oír y recibir el mensaje de Dios por medio de la Elección; es también poner por obra la palabra viva.

También denota el grande amor que el Ungido de Dios manifiesta por las almas, porque la Carta del Apóstol Naasón Joaquín es de aliento, de ánimo, de amor, de libertad; lleva un saludo, muchos mensajes, pero sobre todo parabienes (bendiciones) espirituales de parte del Apóstol a la Iglesia del Dios Vivo y a los que han de formar parte del Pueblo Feliz: a libertad hemos sido llamados.

El pueblo de Dios marcha triunfante porque las promesas de Dios se siguen cumpliendo en este Quinto Año de la Nueva Era. Y hoy, la República de Polonia, también está en el hueco de la mano de Dios; también es amada por Dios y también lo es por Él.