Fructifica jornada de Evangelización también en Trinidad y Tobago

CARAPICHAIMA, TRINIDAD Y TOBAGO. A 19 de noviembre de 2019. (Berea Internacional). La misión apostólica se cumple también en Trinidad y Tobago. Apenas un día después de la lectura de la Epístola del Apóstol Naasón Joaquín a la Iglesia del Señor que se congrega en esta nación, y dos días después de una jornada de Evangelización en las calles de esta ciudad, hoy ya se presentó en la Casa de Oración otra alma que abrió su corazón al Señor.

Esto, que es común en La Nueva Era, que agrada a Dios, que alegra al Ángel del Evangelio Eterno y su pueblo festeja, es también para pleno fortalecimiento de los batallones espirituales que fueron designados para la predicación del Evangelio de Jesucristo en este país.

Aquí hoy se sabe más, se oye más y se sabrá y escuchará más, aquello que el Señor les dice a sus Apóstoles, como narra Pablo en las Sagradas Escrituras: “Porque así nos ha mandado el Señor, diciendo: Te he puesto para luz de los gentiles, A fin de que seas para salvación hasta lo último de la tierra”.

Ha llegado con más intensidad la Luz de los gentiles. Adiós oscuridad en Trinidad y Tobago. El gran Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, ha dado el aviso de trompeta: hay que lanzar al mar las redes, y las almas cautivas llegarán a vivir su libertad, sirviendo al único Dios Vivo, y haciendo el bien al prójimo, respetando a las leyes y a las autoridades del país en el que nacieron.

Este es el inicio de la etapa de prosperidad en Trinidad y Tobago. Su tiempo ya llegó. Sus cultos y oraciones se efectúan como le gusta al Señor: cada día.