Gabón llamada a pregonar libertad a los cautivos de espíritu

LIBREVILLE, Gabón. A 19 de Noviembre de 2019. (Berea Internacional). En la República Gabonesa (en francés: République gabonaise), también se adora al Dios Universal; al hacedor de maravillas y es que, en la costa central africana, el Evangelio Eterno fue traído por el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, en cumplimiento a las promesas divinas de expansión y prosperidad para la Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad, La Luz del Mundo.

Tiene fronteras con la República del Congo, Camerún, Guinea Ecuatorial y el golfo de Guinea. Declaró su Independencia de Francia el 17 de agosto de 1960. Es una tierra rica en petróleo, inversión extranjera, y madera, tanto preciosas, como el ébano, como las de uso cotidiano. El nombre de su capital significa “ciudad libre” en francés; su moneda es el franco de la comunidad financiera africana o franco CFA.

El clima es cálido y húmedo; con dos tipos de estaciones: seco y lluvioso. El terreno está cubierto en gran parte por una densa selva tropical, en la cual se protegen a especies de chimpancés y gorilas. Consta de tres tipos de regiones: llanos en las costas – con una importante cantidad de lagos, lagunas y manglares – la sabana, caracterizada por pastizales y arbustos, y la zona montañosa.

Los hermanos llegaron a la ciudad capital, Libreville, en donde está el Centro de las Artes y el Museo Nacional de Artes y Tradiciones populares, mismo que exhibe la riqueza cultural del país, pinturas, textiles, esculturas y demás artefactos, dan testimonio de ello. Y los hermanos dan testimonio: en la tierra hay Apóstol de Jesucristo; hay libertad para el alma; hay esperanza de vida eterna; hay oportunidad; hay fe de Dios. Porque así le ha inspirado Dios a su Apóstol llegar al continente africano. Traer los regalos espirituales, preparados desde antes de la fundación de los tiempos.

A libertad hemos sido llamados y esa es la libertad que Él trae a Gabón; como lo dijo Jehová a Noé, hoy lo dice también su Enviado: “Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación.” (Génesis 7:1)

Gabón: llegó la libertad espiritual a tu casa; abre tus puertas, porque también has de pregonar libertad a los cautivos de espíritu.