Iglesia en San Tomé vio abrirse los cielos: suman más bautismos de redención

SANTO TOMÉ Y PRÍNCIPE. a 24 de noviembre de 2019. (Berea Internacional).- La fiesta espiritual en el mundo continúa y Santo Tomé y Príncipe es parte activa de ella. La palabra histórica o escrita, narra acerca de un hombre llamado Nicodemo quien, sin haber comprendido la Autoridad de Dios en su enviado, preguntó “¿Cómo puede un hombre nacer siendo viejo? ¿Puede acaso entrar por segunda vez en el vientre de su madre, y nacer?” (Juan 3:4)

Hoy, esa misma pregunta la formulan quienes no han comprendido el plan divino de salvación para las almas. Pero Dios, en su infinita misericordia, quiso poner su Ministerio y Autoridad en su Elegido, en el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García quien a su vez ha ido a visitar a todos aquellos que buscan alabar el nombre de Dios y les ha mostrado al Hijo, nuestro Señor Jesucristo, les ha mostrado al Padre, Dios, y les muestra el camino a la vida eterna.

Por ese amor infinito de Dios; por la inmensurable misericordia del Padre para con la humanidad; hoy es posible que un hombre nazca de nuevo. ¿Cómo? Por medio del arrepentimiento, por medio de la conversión, por medio del bautismo, por medio de Su Ministerio de Reconciliación, por medio de Su Autoridad.

En la República Democrática de San Tomé y Príncipe, la dispensación – el perdón de pecados – fue ministrado en este día, haciendo uso de la Autoridad conferida por el Apóstol Naasón a sus Diáconos e invocando el nombre de Jesucristo. Los ahora hermanos en Cristo – antes aspirantes al bautismo – confirmaron su convicción de fe por medio de un amén a cada una de las preguntas. Voluntariamente abrazan el Evangelio traído por Él a esta región. Ya sus palabras, sus obras, hicieron efecto en los corazones arrepentidos; los movieron a la acción y determinación de dejar las tinieblas y caminar en la Luz, son nuevos Hijos de Dios; son fruto del trabajo apostólico.

Esta es la Iglesia del Señor, en la cual sus hijos adoramos a Dios y a Jesucristo, nuestro precioso Salvador.

Ya los Hijos de Dios, después de haber recibido al Señor Jesucristo; de haber sido confirmados en la fe apostólica, abundarán en acciones de gracias; darán de gracia lo que de gracia han recibido; porque la Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad, La Luz del Mundo en San Tomé y Príncipe vio los cielos abrirse. Promesas de Dios cumplidas fielmente, en todo el mundo. África también.