Juventud cubierta por el manto de la Elección

(LLDM News).— Valientes Guerreros para Cristo! Dios en su grande y excelsa bondad ha bendecido abundantemente a su pueblo. Un pueblo que va de triunfo en triunfo, un pueblo en el cual los y las jóvenes dan su vida a Dios. Grande alegría hay en el pueblo de Dios al ver a la juventud exclamar, serviremos a Cristo.

Es un orgullo para sus padres y para el pueblo de Dios y para el Apóstol de Jesucristo ver a esta juventud, hijos de la libertad hacer un voto de fidelidad y servicio a Dios.