La honra a los Siervos de Dios: La adoración pertenece únicamente a Dios y a su hijo Jesucristo

GUADALAJARA, Jal. México., (Berea Internacional).— En vísperas de la conmemoración del 50 aniversario de vida, del Elegido por Dios y Jesucristo, el Excelentísimo Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, los hijos de Dios se congregaron desde las primeras horas de este hermoso día, para seguir recibiendo de la perfecta doctrina Apostólica, para más prosperidad y crecimiento espiritual y material.

Adoración: Dar a Dios el supremo que a Él pertenece, reconociendo su grandeza y poder, y a su hijo Jesucristo por mandamiento suyo.

Honra: Manifestación de respeto, admiración, distinción, reconocimiento y estima.

Los siervos de Dios son honrados directamente por el Todopoderoso, su distinción se origina y proviene de lo alto, no existe mayor honra que ser un Elegido de Dios. Antes que nosotros le honremos, El supremo y eterno, ya le ha honrado con su Elección y grandeza de la misma, la honra que le demos, no es más grande que la honra que Dios le ha dado.