LLDM POLONIA

Levanta a Varsovia afanosa búsqueda por la paz y avanza

VARSOVIA, Pol. A 27 de octubre del 2019. (Berea Internacional). – La Elección de Dios embellece todo, o lo embellece aún más. Es el caso de Polonia, y más de su capital Varsovia. Para dar una idea de lo que hoy es, basta voltear un poco a los episodios históricos en los que ha sufrido. Si la conocen como Ciudad Fénix porque ha resurgido de sus cenizas, y siempre se le consideró la París del Norte, entonces asumimos que este es un pueblo de lucha afanosa por su bienestar y la paz.

Dios le ha dado tanto, que Varsovia, ciudad capital de Polonia, tiene todo: historia, modernidad, cultura, educación, deportes, finanzas, industrias, comercios, servicios, ríos, héroes, heroínas, y si bien aquí siempre ha habido tarea colectiva, de equipo, con Frederic Chopin, el compositor ícono del romanticismo, tienen para presumirle al mundo su estatura.

Su centro histórico es Patrimonio Cultural de la Humanidad. Casi todo ha sido reconstruido tal cual, porque en la I y II Guerra Mundial los combatieron, los atacaron y los bombardearon; si algún país sufrió el oprobio del Holocausto fue este porque el odio y la sinrazón hicieron blanco de la abundante comunidad judía que aquí vivía.

Hoy Varsovia vive de pie. Su arquitectura es una síntesis de los estilos que caracterizan a Europa: hay edificios góticos, renacentistas, barrocos y neoclásicos.

Pero no temen a la modernidad. Por eso sus rascacielos y sus mercados, sus parques antiguos, su sistema de trenes, su gastronomía, la hacen muy valiosa.

Y en esa búsqueda afanosa de la paz, de la libertad, hoy ya tienen a su disposición el Evangelio de Jesucristo, el Salvador, quien en su paso por esta tierra explicara: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”. Luego, el Señor resaltaría: “Y la verdad os hará libres”.
Aquí también hay almas que buscan aquello por lo que siempre han luchado. Su ciudad es muy bella, hay paz social, prosperan, pero aún buscan la paz de Dios, la libertad cabal, y esa es una respuesta del Altísimo, como lo enseña el auténtico Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García.

Polonia está cerca de sus metas. La paz de Dios la embellece más.

#LaUniversalidadDelEvangelio
#LLDM
#BereaInternacional

“Unidos, porque la Iglesia merece lo mejor”