Mejor es estar un día en tus atrios: Mozambique también escucha a los enviados apostólicos

MAPUTO, Mozambique. A 22 de noviembre de 2019. (Berea Internacional).- En Mozambique la obra perfecta de Dios está hecha en los corazones de los hermanos que cada día, cada tarde, se congregan en su Casa de Oración para alabar al Dios que nos da vida, y promete vida en abundancia.

Son tan amorosos los hermanos, ven tanto cuidado y disposición hacia ellos de los emisarios del Santo Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, que además de escuchar la oración, revisar con ellos los textos y pasajes bíblicos con que los ministros cotejan que lo que se enseña en La Luz del Mundo es lo mismo que se enseñó en la época en la tierra del Hijo de Dios, además de ello, se toman el tiempo para preguntar.

Y los ministros con gusto les explican cualquier punto doctrinal que ellos quieran dominar. Servir a Dios, en el lugar que sea, enviados por el Embajador del Reino de los Cielos, es muy grato. Y servir a Dios, en obediencia a quien es nuestro padre en la fe, también es particularmente grato.

Por eso los ojos de los mozambiqueños ven cosas que ojos de profetas no vieron. Son bienaventurados, lloran de felicidad, y están muy alegres de ser Luz del Mundo.