Mucha felicidad en bautizados convertidos

GUADALAJARA, Jal. México. (Berea Internacional).- La felicidad del hombre natural, consiste en logros y triunfos materiales. Pero para los redimidos del Señor, el Pueblo Feliz, esta consiste en hacer la voluntad del Eterno; del Todopoderoso -Dios – y poner por obra el Evangelio de salvación.

La carrera espiritual de los hijos de Dios, tiene diferentes logros, los cuales causan mucha, muchísima felicidad. El Bautismo para perdón de pecados es el primero de ellos.

Así lo constatan todos los que bajaron a las aguas del perdón de pecados, durante la tercera jornada de bautismos en la sub sede Maestro Aarón Joaquín.

Estamos de fiesta y gozo espiritual, tanto en la tierra y como en el cielo, mucha, muchísima felicidad, porque son miles los que se unen a cada día a la Iglesia del Dios Vivo, Columna y Baluarte de la Verdad, La Luz del Mundo.

(Lucas 15:7)