Oración de 12:00 p.m. – Los beneficios de llegar a la mesa del Señor en plena paz: Reconciliación

GUADALAJARA, Jal. México. A 12 de agosto de 2019. (Berea Internacional). – Con el pasar de las horas el júbilo que hay en la Iglesia crece más y más porque la Iglesia del Señor comprende la bendición tan sublime que habrá el día de mañana 14 de Agosto, señalado por Dios para ser de libertad.

Hoy los hijos de Dios pueden vivir la felicidad plena de estar en comunión con Dios pero fueron invitados a reflexionar acerca de la necesidad de discernir lo que significa estar sentados a la mesa del Señor, para entender que debe existir en cada uno, un previo reconocimiento de sus acciones, que pueden hacer una barrera entre Dios y su alma, lo cual hace el pecado.

Este es simbolizado como la vieja levadura de la cual la Iglesia se debe apartar para participar de la Santa Cena con sinceridad y una correcta preparación como lo manda el Señor en su palabra: acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. (Hebreos 10:22)

Existen muchos beneficios de llegar a la mesa del Señor en plena paz, la cual se busca en oración y apartándose del mal, ayudados por la poderosa intercesión Apostólica en una oración que se elevará a Dios en favor de la Iglesia Universal para reconciliarla con el padre celestial y participar con libertad del cuerpo y la sangre de Jesucristo, representados en el pan y el vino consagrados por la autoridad del ungido de Dios, obteniendo la comunión perfecta en la unidad del Cuerpo de Cristo y la renovación de la esperanza de vida eterna en la promesa de ser resucitados por él. “El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero” (Juan 6:54)