Oración de 3:00 p. m. – Autoridad para Convocar y Celebrar la Santa Cena

GUADALAJARA, Jal. México. A 13 de agosto de 2019. (Berea Internacional). La Santa Cena que celebramos los Hijos de Dios es un acto santísimo y sagrado instituido por Dios y no por el hombre, y su fin último es la salvación de nuestras almas.

Esto se recordó en la tarde previa al gran día que miles de almas viviremos mañana 14 de febrero en las sedes y subsedes destinadas para ello en la Santa Convocación 2019 La Eternidad de La Luz. Hoy volvió a recordarse en el tema: Autoridad para Convocar y Celebrar la Santa Cena de quién partió la instrucción para participar en ella, en el nombre de quién, las veces que se celebrarían, las características del pan y del vino, y los fines de ella.

En los tiempos de la primitiva Iglesia Cristiana, el Señor dejó a sus apóstoles como representantes en esta tierra, pero hoy solamente existe uno, Naasón Joaquín García, en quien Dios entregó Autoridad para convocar, organizar, bendecir e impartir.

Y eso ocurrirá mañana 14 de agosto cuando por invitación apostólica, nos sentemos a la mesa del Señor y escuchemos las palabras hermosas: Tomad, comed, este es mi cuerpo que por vosotros es partido…
La Iglesia del Señor se ha preparado, el cuidado del Apóstol de Jesucristo es constante, la palabra y el consejo abundantes han llegado a nuestras almas.

Esta es la Fiesta más grande de toda la tierra.