Orfeón de Nuevo León ofrece Concierto por la Paz

(LLDM News) — Una vez más, La Iglesia La Luz del Mundo, dio una muestra del amor que Dios tiene para la humanidad al realizar, el Orfeón del Estado de Nuevo León, una presentación en el Quiosco de la Alameda Mariano Escobedo, en el centro de la Ciudad de Monterrey, con el propósito de dar a conocer a las almas el mensaje de salvación y vida eterna que Dios le ha revelado a un verdadero Apóstol de Jesucristo.

El coro proveniente de las diferentes colonias que conforman el Distrito XLVIII, se dieron cita desde temprana hora para realizar una caminata previa en los alrededores de la locación del evento. Mientras tanto, los hermanos que no pertenecen al coro, repartían volantes y folletos de invitación a las almas que así lo permitían, compartiendo de este modo la hermosa bendición que nos ha tocado al ser llamados Hijos de Dios.

La participación de los hermanos fue en conjunto, desde los más pequeños hasta los más ancianos mostraron su presteza y disposición para predicar el hermoso Evangelio de Cristo, mismo que nos ha sido manifestado a través de su Santo Ungido en estos tiempos, cuyo nombre es Naasón Joaquín García.

Una vez terminada la caminata que realizara el orfeón, los miembros del coro dirigieron sus pasos hacia el Quiosco principal de la Alameda Mariano Escobedo, lugar que se había preparado con anterioridad para poder llevar a cabo este concierto denominado “Concierto por la Paz”.

Todos los hermanos que integran el coro, estuvieron cantando sus alabanzas, deleitando incluso los oídos de aquellos que son ajenos a nuestra fe, sembrado así esa semilla del evangelio de Cristo, de la verdadera palabra de salvación y vida eterna.

La Lic. Magnolia Vidales y el Lic. Naasón Rodríguez, mencionaron a lo largo del evento que la Luz del Mundo, es una iglesia que ha sido y seguirá siendo dirigida por un verdadero Apóstol de Jesucristo, porque esa ha sido la enseñanza que nos ha dejado el mismo Cristo cuando estuvo en este mundo, que todo aquél que en él creyera no se perdería mas tendría vida eterna. (JUAN 3:16)

Al término del evento, el D.E. Alfredo Candela dio unas palabras de agradecimiento a todos los hermanos que estuvieron presentes en el evento, mencionando que esa también es una forma de servir a Dios y anunciar al mundo que en la tierra hay un verdadero Siervo de Dios y Apóstol de Jesucristo.