Sudáfrica ¡Gracias a Dios que nos da la vida! Servicio de alabanzas

KOKSTAD, Sudáfrica. A 24 de noviembre de 2019. (Berea Internacional) La Gira La Universalidad del Evangelio, traída por el Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, a diferentes continentes y países, también abarcó a la República de Sudáfrica; Su trabajo ha dado frutos a raudales.

En la Iglesia del Dios Vivo, Columna y Baluarte de la Verdad, todos los días son días acción de gracias a Dios. En las casas de oración hay cultos de adoración a distintas horas, para que los hermanos y quienes honran el lugar con su visita, puedan libremente escuchar la doctrina apostólica y así su fe, sea fortalecida diariamente.

Los hermanos en Sudáfrica, por la tarde del domingo, después de haber escuchado, por la mañana el mensaje de amor y esperanza en la lectura de la Epístola del Apóstol Naasón; después de haber celebrado bautismos para perdón de pecados; ahora se reunieron, por la tarde, en el Servicio de Alabanzas, durante el cual participaron con alegría de corazón, con sobrados motivos para hacerlo.

En ese recogimiento y reconocimiento, espirituales, que permite el Evangelio por medio de la unidad en el Ministerio Apostólico, la congregación expresó con júbilo: gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. Grandes triunfos para esta nación; grandes bendiciones.

Uno de los hermanos recién bautizados, no hace muchos días había sido pastor de una denominación religiosa, pero hoy gracias a Dios y a la poderosa oración del Apóstol Naasón, forma parte del Pueblo Feliz. Quiso dar testimonio de la obra perfecta en su corazón, narró su sentir y la gran bendición sin límite que es recibir al que Dios ha enviado. A la esposa del hermano, quien aún no pertenece al Pueblo del Señor, se le permitió entonar una alabanza pues tenía deseos de darle gracias a Dios. Así de grande y sublime es el amor de nuestro Dios.

También se les dio la bienvenida a los hermanos recién bautizados a quienes la Iglesia saludó y felicitó; Él los abrazó en su Elección y los cubre con Su Manto. Hoy los hermanos, habiendo recibiendo un reino inconmovible, mostraron su gratitud, y mediante ella sirven al único Dios vivo, agradándole con temor y reverencia, todos los días; esta también es enseñanza apostólica.

La Iglesia de Jesucristo en Sudáfrica expresa con júbilo: ¡Gracias a Dios que nos da la vida! ¡Hosanna! ¡Bendito el que viene en el nombre del Señor!