Sudáfrica proclama: ¡Hay Apóstol de Dios en la tierra!

KOKSTAD, Sudáfrica. A 23 de noviembre de 2019. (Berea Internacional) La ciudad de Kokstad (“stad” significa ciudad) es una población en el Distrito Harry Gwala, Municipio de la Provincia KwaZulu-Natan y fue fundada por Adam Kok III. Está a los pies del Monte Currie y por sus construcciones antiguas es considerado un lugar histórico. Tiene una importante cantidad de ríos y presas, favorables para el kayak y la pesca, además del senderismo. En la zona existen tres áreas rurales Swartberg, Franklin y Kransdraai.

Después de que los hermanos visitaran a una persona que deseaba escuchar y le compartieran el mensaje de la palabra de Dios, el Evangelio de Jesucristo; la palabra de vida que trajo el Apóstol del Señor Naasón Joaquín García, quien ya ha visitado los corazones dispuestos a recibir la obra perfecta; ocurrió una obra única.

La obra de Dios nació en el corazón de aquella persona y después de la reunión que sostuvo con los hermanos de la Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad, La Luz del Mundo, quienes, por medio de la doctrina Apostólica, le aclararon sus dudas, decidió –voluntariamente– tomar la mejor de sus decisiones, seguir las pisadas del Maestro, confiar en Dios y Jesucristo, aprender del Apóstol de la Consolación y hacer la voluntad del Padre, Dios de los ejércitos.

Por la tarde los hermanos de la Iglesia en Kokstad y los de la naciente obra de Franklin, se dieron cita en el parque, cercano a la calle Hope Street (la calle de la esperanza). Y precisamente Él es lo que trae para esta grande nación: esperanza de vida eterna. Aquí, se reunió la Iglesia de Jesucristo en un hermoso servicio de alabanzas.

Todo dio comienzo alrededor de las 2 de la tarde con los preparativos del lugar. Por ser día de descanso para la mayoría de los moradores de la ciudad, mucha gente estaba recreándose con sus familias, por lo que alrededor de las 4 de la tarde, cuando comenzaron las alabanzas, varios se acercaron; muchos otros fueron invitados por los hermanos para asistir a la escuela dominical, en donde la palabra de vida será escuchada nuevamente por las almas.

El trabajo apostólico en Sudáfrica sigue dando frutos en Cristo Jesús, frutos de olor grato delante de Dios; Él perfuma las oraciones y su Autoridad las hace llegar a la diestra del Creador.

Sudáfrica también proclama: Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra. Esta es la doctrina que viene de los cielos y ha sido depositada en el Ministerio del Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García.