Venezuela también abunda en muchas acciones de gracias a Dios

CARACAS, Venezuela. A 21 de noviembre de 2019. (Berea Internacional).- Bendita paz, resonó en la tierra; es el mensaje de amor que envía Dios, por medio del Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García. Es un mensaje para todas las personas que lo deseen escuchar. Es de vida y para vida eterna.

En la bella República Bolivariana de Venezuela, está Caracas, ciudad Capital enclavada entre colinas, rodeada de majestuosas obras de Dios, cercana el Mar Caribe, con extensa gastronomía, con gente amable, con ambiente cosmopolita y demás bondades, hoy recibe los mayores beneficios al estar bajo el Manto de la Elección. En medio de esta gran ciudad de ambiente internacional, los Hijos de Dios entonan alabanzas a Dios, el hacedor de maravillas, el de brazo fuerte, el Eterno.

El servicio es para dar gracias, para darle la honra, la gloria y la alabanza al que vive y reina por la eternidad y a su Hijo amado Jesucristo, Nuestro Señor. Es donde se reúnen sus hijos y ponen por obra las enseñanzas del Maestro. Él ha enviado a sus ministros y consigo trae para la Iglesia dádivas de amor; regalos espirituales, mensaje de paz, esperanza y fortaleza.

Los que en otro tiempo, en una vida pasada, andaban en el error, hoy sirven y alaban al Creador, salen a visitar a los enfermos, anuncian el Evangelio de Jesucristo, dan testimonio de la Elección de Dios en el Apóstol Naasón; Venezuela también abunda en muchas acciones de gracias a Dios y el servicio de alabanzas como lo es el celebrado aquí habla de ello.