Este no es el final, es un nuevo comienzo grandioso, anuncia en Ojo de Agua el Embajador de los Cielos

TEPIC, Nayarit (Berea Internacional) — El Excelentísimo Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García disfrutó su visita a los hermanos de la Colonia Ojo de Agua aquí en la capital nayarita, y viendo su crecimiento, les anunció que esto no es el final, sino apenas un nuevo comienzo hermoso, grandioso y lleno de prosperidad.

Al ver su grande y preciosa Casa de Oración, llena, como ha venido ocurriendo en toda su amorosa y extensa gira de este día, el Santo Apóstol del Señor, se alegró en el trabajo y esfuerzo de los hermanos, pero también abrió sus brazos a más gentiles y rememoró las promesas que Dios hizo a quien fuera su Apóstol Aarón, de hacer su nombre notorio por todo el mundo y la que Dios le hizo a Él, aquel 8 de diciembre del 2014, que este Pueblo sería multiplicado aún más.

“Y aunque hoy mis ojos vean una iglesia próspera, a mí hermanos, aunque me da alegría, no estoy conforme, somos una Iglesia que Dios nos ha enseñado a ir de triunfo en triunfo. Siempre hacia adelante, siempre creciendo, siempre controlando, o dominando o venciendo los obstáculos que el enemigo nos va poniendo”.

Por eso, aunque dijo saber que Satanás ha querido poner obstáculos, el bendito Embajador del Reino de los Cielos exclamó: “¡Mira! ¡Aquí está la victoria de Dios! ¡Una hermosa Iglesia que Dios ha bendecido! ¡Una Iglesia hermosa que ha prosperado!”.

Album Not found