En apoteósica bienvenida, el Apóstol Naasón Joaquín saluda a la Iglesia de Tepic

«Hoy comienza una nueva era: Dios los seguirá multiplicando y engrandeciendo»

(Coordinación de Crónica Apostólica) — El jueves 2 de noviembre, luego de haber visitado diez iglesias en su trayecto de Puerto Vallarta a Tepic –Mezcales, Bucerías, Guamuchil, San Ignacio Huanacaxtle, Rincón de Guayabitos, Peñita de Jaltemba (donde inauguró el templo), Las Varas, las Piedras, Santa Ana y Testerazo–, el Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, arribó a la colonia Hermosa Provincia de Tepic, Nayarit.

El reloj marcaba las 4:11 de la tarde, cuando el Apóstol de Jesucristo llegó a la colonia Hermosa Provincia. Acompañado de su esposa, la hermana Alma Zamora, la hermana D. Eva García y el hermano D.E. Atlaí Joaquín, descendió de su vehículo y caminó por la calle Jericó con dirección al majestuoso templo. Una multitudinaria valla de hermanos –hombres, mujeres y niños– dieron la bienvenida al insigne visitante. Las expresiones de algarabía entre los hermanos tepiqueños fueron incontenibles: “Bienvenido a su casa”, “Le amamos, Varón de Dios”, “Gloria a Cristo”, “Bendito el que viene en nombre del Señor”…

En su camino por el espacioso atrio del templo, una pequeña calzada de mármol flanqueada por doce columnas corintias –seis por lado–, cuidados jardines y una fuente rectangular al centro, el Embajador del reino de los cielos saludó a sus hijos en la fe de la capital nayarita, que se contaban por centenas. La júbilo espiritual, por decir lo menos, inconmensurable. Hasta este día, en los anales de la Historia de la Iglesia La Luz del Mundo en Nayarit, el registro de la última visita de un Apóstol de Jesucristo a la colonia Hermosa Provincia estaba fechado: 23 de marzo de 2003. La espera de 14 años había llegado a su término.

Jóvenes y niños, una generación que desconocía la bendición de tener en su ciudad –y de manera particular en la Casa de Oración–, la visita de un Apóstol de Jesucristo. En esta histórica tarde, se cumplió con fidelidad lo siguiente: “Mas a vosotros los que teméis mi nombre, nacerá el Sol de justicia, y en sus alas traerá salvación; y saldréis, y saltaréis como becerros de la manada” (Malaquías 4:2).

El ministro de la Iglesia en Hermosa Provincia, hermano P.E. Rigoberto Mata, acompañó al insigne visitante en su trayecto a la Casa de Oración. Tanto en la parte exterior como en el interior del templo, la iglesia experimentaba una alegría inconmensurable: el padre de la familia se encontraba entre ellos. Había escogido la Iglesia de Nayarit –establecida en 1937, año en que se celebraron los primeros bautismos–, para finalizar la undécima etapa de su Gira Universal por cinco estados de la República Mexicana.

Al llegar a la mitad del pasillo se detuvo un momento a contemplar la belleza estética del majestuoso templo, considerado por urbanistas y especialistas en arte un hito de la arquitectura contemporánea nayarita: los vitrales, las columnas, la cúpula, el espacio, las decoraciones grecorromanas… Cuando el Siervo de Dios subió al ministerio, las voces se conjugaron en una sola, como el sonido de un río caudaloso. La iglesia presente –incluidas las visitas– experimentó una bendición especial. Durante más de una década esperaron con fe, amor y paciencia este singular momento.

En su ministerio, saludó a sus hijos espirituales y les dirigió un breve mensaje: “Iglesia de Tepic: ¿Deseabas contemplar mi rostro? Yo también anhelaba contemplar el vuestro. Hermosa ciudad de bellos recuerdos: recuerdos del Apóstol Aarón, del Apóstol Samuel y hoy vengo a dejar también mis bellos recuerdos a una Iglesia fiel y leal a la Elección. Fuisteis con Aarón, fuisteis con Samuel y hoy sois con Naasón Joaquín, un Pueblo muy amado de Dios. Le agradezco a Dios que me haya permitido llegar a vosotros con alegría”.

Luego del emotivo saludo, invitó a la iglesia a elevar una oración de acción de gracias por este hermoso encuentro. En segundos, la ferviente plegaria se transformó en una avivamiento espiritual, donde el Espíritu de Dios se manifestó sobremanera.

Al término de la ferviente plegaria, el Apóstol de Dios reanudó su mensaje: “Me tocó todavía verlos como una niña humilde, descalza y sin vestido; posteriormente, en el tiempo del hermano Daniel Núñez, cuando se levantó esta hermosa Casa de Oración, vi cómo habías crecido, cómo te habías calzado y vestido con ropas hermosas. Pero hoy veo a una hermosa Señora, que ha inundado esta ciudad con muchas hijas.

“Vengo por la carretera y veo diferentes varas de Aarón por toda la ciudad. ¡Qué grande has crecido! ¡Qué hermosa te has puesto!, porque has sido amada de Dios y de la Elección, y hoy vengo con alegría a estar contigo. ¿Me aceptas?, ¿me recibes?, ¿me das de comer y de beber?… Pues aquí estaré con vosotros, contento y alegre.

“Hasta el domingo, donde nos reuniremos toda la Iglesia, y esta ciudad sabrá que aquí hay un grande Pueblo que adora al Señor, contemplará las promesas cumplidas de nuestro Dios, en su Siervo Aarón, en su Siervo Samuel y hoy en su Siervo Naasón… pero aparte de ver las promesas cumplidas, también comenzará una Nueva Era, porque si hoy ya eres grande y hermosa, Dios te seguirá multiplicando y engrandeciendo, porque es una promesa que Dios le dio a su hermano.

“Llego feliz y contento. Aquí estaré entre vosotros estos días, alegrándome contigo y con las hijas que has dado en este hermoso estado. ¡Hasta el domingo! Que la paz de Dios quede en vuestros corazones y la gracia y comunión de su hijo amado Jesucristo os acompañe”.

Enseguida, descendió por las escaleras del área principal del templo y caminó por el pasillo del templo. A su paso, reconoció rostros antiguos, tocó las cabecitas de algunos niños, experimentó personalmente el amor y reconocimiento de sus hijos tepiquenses a la Elección santa… Al final, los hermanos se abrazan entre por ser partícipes de esta singular bendición. Otros, enjugando sus lágrimas, levantaban su mano derecha y saludaban a la distancia al Embajador de Cristo en la tierra.

Posteriormente, el hermano Rigoberto Mata, a nombre de la iglesia anfitriona, ofreció una comida al insigne visitante y a sus invitados, en el salón adjunto del templo. Entre los asistentes, se encontraban los hermanos P.P. Job Zamora, P.P. Leandro Ramírez, P.D. Antonio Adán, P.D. Ramiro Hernández, P.E. Jesús Orozco, P.E. José Hernández y P.E. Arnulfo Meza, entre otros.

Mientras compartían el pan y la sal, el Apóstol Naasón Joaquín trajo a la memoria diversos acontecimientos históricos acaecidos en Tepic. En otro momento, recordó a sus colaboradores que la Iglesia de Jesucristo es un Pueblo que no tiene miedo a los retos; lo único que Dios nos pide, dijo, “es que seamos activos, que no nos estanquemos y seamos valientes. Si no hay esfuerzo y valentía, Dios no nos dará el triunfo. Cuando creemos que somos más débiles, ahí viene el Señor a darnos de su gracia. Por último, nunca olviden que nuestra confianza se llama Dios. Todo lo podemos en Él, para no confiar en nuestras fuerzas, capacidad o inteligencia”.

A las 5:27 de la tarde, el Apóstol del Señor salió del comedor y se dirigió a su casa, ubicada en la Glorieta Juárez, en Hermosa Provincia. Minutos más tarde, desde el balcón de su hogar salió a contemplar el templo. En ese momento, el sol se ocultaba en el poniente.

El domingo 5 de noviembre, se presenta el Auditorio Amado Nervo, en Tepic. Con este encuentro, concluye la undécima etapa de su gira universal por cinco estados de la República Mexicana –Michoacán, Aguascalientes, Colima, Jalisco y Nayarit–. Como las anteriores, la presente, una gira de triunfos y victorias en Cristo Jesús.

 

Breve numeralia de la Iglesia de Nayarit

  • En 1937 se celebran los primeros bautismos en Nayarit.
  • En 1945 se inaugura la primera Casa de Oración en Tepic, en la colonia Heriberto Casas.
  • En 1959 se comenzó a poblar la colonia de Hermosa Provincia.
  • El 2 de mayo de 1961, el Apóstol Aarón Joaquín ordena como ministro a su hijo, el Apóstol Samuel Joaquín, y lo pone al frente de la Iglesia de la colonia Heriberto Casas.
  • De mayo de 1963 a junio de 1964, antes de la manifestación de su apostolado, el Hermano Samuel Joaquín fue ministro de la Iglesia en la colonia Hermosa Provincia.
  • El 15 de diciembre de 1971 se inaugura el templo de la colonia Heriberto Casas.
  • El 13 de diciembre de 1981, el Apóstol Samuel Joaquín inaugura el templo de la colonia Hermosa Provincia, de Tepic.
  • El 16 de marzo de 2003 fue la última ocasión que el Apóstol Samuel Joaquín se presentó en el templo de Hermosa Provincia.
  • El 2 de noviembre de 2017 el Apóstol Naasón Joaquín, por primera vez en su ministerio, se presenta en el templo de Hermosa Provincia, de Tepic.

Fuentes: Coordinación de Crónica Apostólica, Hermano Moisés Estrada.

Album Not found