Agenda Apostólica

Consagra hermosa Casa de Oración en Reynosa el Apóstol de Jesucristo

Consagra hermosa Casa de Oración en Reynosa el Apóstol de Jesucristo; “Nuevo Amanecer”, hace historia

REYNOSA, Tamps. A 14 de marzo del 2019. (Berea Internacional). El Excelentísimo Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, el padre en la fe de muchos millones de hermanos en al menos 58 países, llegó este día a Reynosa, otra frontera del Estado de Tamaulipas en México y consagró a Dios la nueva Casa de Oración que en la Colonia Nuevo Amanecer construyeron con ayuda del Señor los hermanos.

Reynosa vive su Tiempo, y es otra ciudad donde Dios ha cumplido las promesas que le hizo a su Gran Apóstol Naasón Joaquín en el llamamiento que le hizo el 8 de diciembre del 2014: si hoy ves grande este Pueblo, yo lo he de multiplicar aún más.

Así lo recordó el Embajador del Reino de los Cielos al bendecir cada una de las partes de esta Casa de Oración donde los hermanos podrán congregarse con libertad y fe; las paredes, las columnas, las bancas donde los hermanos escuchan palabra de Verdad, las puertas, todo, quedó muy bendecido. De entrada, el Varón de Dios ya es feliz al reencontrarse con sus hijos, pero hoy en Reynosa, como ayer en Nuevo Laredo y antes en Tampico o Curazao o Puerto Rico, y todo lugar al que va, se mostró dichoso de estar aquí en Nuevo Amanecer.

Les saludó con amor de Dios, les dijo que no sabían cuántas ganas, cuántos deseos tenía Él de estar entre ellos, y qué hermoso era encontrarlos en esta hermosa ciudad, pero además, les confesó estar contento y orgulloso de haber visto el esfuerzo de cada uno de ellos por concluir esa bella Casa de Oración.

Sin embargo, les dijo que si bien en la Iglesia del Señor se busca que haya un sitio especial para alabar a Dios, lo más importante es que el Espíritu de Dios se ha de manifestar en sus corazones porque cada uno de ellos son los verdaderos templo del Espíritu Santo.

A los hermanos de Reynosa, ciudad ubicada al norte de México, en los límites con Estados Unidos de América, les repitió: Dios les seguirá bendiciendo conforme a sus promesas.

Y a estos santos que escribieron una bella página en la historia de Dios, porque recibieron como al mismo Cristo a su Enviado Naasón Joaquín, y además le mostraron su fe y parte de sus obras, quedó de visitarlos nuevamente, les conminó a alcanzar mayores bendiciones, dando testimonio de esta Verdad, de la Elección de Dios y si lo hacen, les anunció, serán una Iglesia muy prosperada.

Y lo más hermoso, el Gran Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, a cada paso que da, en cada ciudad que visita, constata que el Manto de la Elección recorre este mundo, que en estos días se cumple con fuerza aquella promesa del Señor Jesucristo a sus apóstoles, referida en Mateo 10:40 y 41: “El que a vosotros recibe, a mí me recibe; y el que me recibe a mí, recibe al que me envió. El que recibe a un profeta por cuanto es profeta, recompensa de profeta recibirá; y el que recibe a un justo por cuanto es justo, recompensa de justo recibirá”.

Y el pueblo de Dios, por donde quiera que se congrega sabe en carne y alma propia, aquello que el Apóstol Pablo, consiervo del Apóstol Naasón Joaquín explicaba en su primera carta a los Tesalonicenses, capítulo 2, versículos 7 y 8: “Antes fuimos tiernos entre vosotros, como la nodriza que cuida con ternura a sus propios hijos. Tan grande es nuestro afecto por vosotros, que hubiéramos querido entregaros no sólo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas; porque habéis llegado a sernos muy queridos”.

Los hermanos de Nuevo Laredo ayer, de Laredo y Reynosa hoy, saben que a un auténtico Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, le han llegado a ser muy, muy amados.

¡Gloria al Señor!