Oración Apostólica, gracias sean dadas a Dios

(Berea Internacional) — El Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, por medio de su ejemplo, enseña la sana doctrina que Dios le ha revelado: el mismo Evangelio de salvación que el Señor Jesucristo trajo a la tierra.

Este día, cuando aún no había salido el sol, el Varón de Dios ingresó al recinto de oración, templo sede internacional de la Luz del Mundo, para alabar el nombre de Dios y pedir en favor de la humanidad, como lo dijo el Rey David: “Bendito Jehová Dios, el Dios de Israel, El único que hace maravillas.” (Salmos 72:18)

Mientras se encaminaba al oratorio, el coro de la Iglesia del Dios Vivo, Columna y Apoyo de la Verdad, entonaba palabras de sabiduría por medio de un himno, cuya letra invita a la gratitud y la reflexión:

“Si callare tus maravillas si negara tu gran favor. Y olvidara que tú me has dado vida nueva y comunión. Yo sería como el extraño sin sentir y sin razón. Pero gracias a Ti, comprendo que eres tú mi hacedor”

¿Cómo podría la Iglesia del Señor, el alma agradecida con el Creador, callar las maravillas que recibe de Dios por medio del Apóstol de Jesucristo? Porque si fuerza, si vida, si capacidad, si salud y si bendición recibe el Pueblo de Dios, es por que en medio de él hay Siervo de Dios.

Por lo tanto, este día sea como el salmista lo declaró y como el Apóstol Naasón lo muestra a cada día con su ejemplo:

“Para exclamar con voz de acción de gracias, Y para contar todas tus maravillas.” (Salmos 26:7)

#LLDM
#WeAreLight
#BereaInternacional
“Unidos, porque la Iglesia merece lo mejor”

[envira-gallery id=”21026″]