Agenda Apostólica

Recordación de testimonios históricos de los hechos Apostólicos en la Iglesia La Luz del Mundo

By enero 14, 2019 enero 21st, 2019 No Comments

(Coordinación de Crónica Apostólica) — En el habitual espacio que la iglesia La Luz del Mundo dedica para recordar los gloriosos hechos históricos de los Apóstoles de la Restauración, esta noche numerosos hermanos de la colonia Hermosa Provincia de Guadalajara, Jalisco se congregaron en el templo, para escuchar los testimonios del Pastor Obispo Rogelio Rojas, quien invitado por la Coordinación de Crónica Apostólica, aceptó compartir su testimonio ante la audiencia, acerca del loable trabajo del Apóstol Naasón Joaquín García, -entonces Pastor responsable de la Jurisdicción Norte-, en su ardua lucha por la preservación del Estado Laico, emprendida en los Estados del Norte del País: Nuevo León, Tamaulipas y Chihuahua entre los años 2007 y 2009 organizando foros, debates, conferencias, marchas y simposios para concientizar a la población; cuyos derechos y libertades estaban siendo amenazadas por grupos de poder y del clero católico, quienes pretendían suprimir las conquistas sociales en materia religiosa; conquistas que se lograron con sangre, por lo que no es justo poner tierra a esas batallas, ni que se olvidara la historia de esos hechos que tanto costaron, ni permitir el retroceso de volver a la atroz época de un Estado confesional.

El Pastor Rogelio Rojas narró que fue singular la intrépida participación del entonces Pastor Naasón Joaquín, autorizado por su padre, el Apóstol Samuel Joaquín Flores, al convocar a legisladores, Diputados, Senadores, Presidentes municipales, funcionarios públicos, Rectores de universidades, Intelectuales y Académicos; así como a Pastores evangélicos y de la Iglesia La Luz del Mundo, a unirse a la lucha legítima por la preservación del estado laico y para ello los reunió para analizar las terribles consecuencias sociales que acarrearía la supresión de la educación laica; con lo cual la ICAR recuperaría viejos privilegios y pondría en peligro la paz social, al obligar a los niños a recibir sólo la instrucción religiosa mayoritaria en las escuelas y al Estado, obligarlo a pagar a los sacerdotes para que impartieran su doctrina y con ello atentar contra los derechos que otorga el Artículo 24 de la Constitución mexicana, que fue un gran logro de la Garantías individuales que establece la Carta magna y que debe seguir vigente, porque en el país pervive la pluralidad religiosa. Por todo ello, no se debía permitir que se violentara ese derecho, ni se volviera a los tiempos de la intolerancia religiosa.

Reiteró que el Pastor Naasón Joaquín, en materia de derechos, incluso avanzó más y propuso un no a la tolerancia y sí al respeto absoluto, del que también hablaría años después en sus presentaciones en Torreón, en el marco de la Décima segunda etapa de su gira apostólica; propuesta que más tarde fue presentada por los abogados de la Iglesia La Luz del Mundo, como iniciativa de Ley ante el Congreso

Sabemos, -Dijo el hermano Rogelio-, que en ese tiempo el Apóstol de Jesucristo ya había sido elegido por Dios en su presciencia, aunque aún no lo llamaba el Señor, para esta magna encomienda; sin embargo ya lo estaba preparando y le estaba permitiendo desarrollar memorables experiencias, en las que tuvo que desplegar una gran valentía para defender con entereza las libertades de la Iglesia de Dios. Ardua empresa que dirigió, coordinó y presidió en aquellos foros que organizó en las ciudades de Tampico, Tamaulipas, Monterrey, Nuevo León y Ciudad Juárez, Chihuahua y cuyo desarrollo fue seguido por los medios de comunicación.

El expositor aseguró que durante los debates, incluso algunas radiodifusoras interrumpían su programación, para dar cobertura a los foros en defensa del Estado laico y de las libertades de conciencia, así como de los derechos de la Iglesia La Luz del Mundo. Destacó que cuando los medios lo entrevistaban, le preguntaron por qué lo hacía y que el hermano Naasón Joaquín, entonces Pastor Jurisdiccional, categórico les respondió que lo hacía por sus hijos y agregó: “quiero que ellos continúen disfrutando de las libertades que están siendo amenazadas, quiero que mi país no retroceda a un Estado confesional en el que se cancelarían las libertades que tenemos…”

Ciertamente aún no se manifestaba a la iglesia su llamamiento al apostolado, pero ahora sabemos que con esas actividades, al Apóstol Naasón, desde ese tiempo Dios le estaba permitiendo visualizar a los millones de hijos espirituales, por quienes ora, lucha y se preocupa cada día, pues como padre en la fe procura el bienestar de sus hijos, a quienes cuida con amor y dedicación haciendo propuestas ante las autoridades correspondientes, para que la iglesia sea más respetada y reconocida e instruyendo a los miembros de la iglesia, a superarse preparándose, emprendiendo y siendo las mejores personas, de las que Dios se enorgullezca, porque son parte de un proyecto grandioso en pro de la construcción de una sociedad más fraterna y armónica, que en breve haga la diferencia e invite a la gente a conocerla y abrazar la doctrina del Señor, la doctrina que un Apóstol predica en la Iglesia La Luz del Mundo.

El Pastor Rogelio, quien lo acompañó en esas luchas, junto con los Ministros de la Iglesia en esos tres Estados, aseguró que el Apóstol Naasón representó dignamente al Siervo de Dios ante las autoridades y los gobernantes, incluso ante Presidentes de la Unión americana. A nombre del Apóstol inauguraba templos, llevaba víveres a poblaciones de damnificados, construyó una Universidad, predicó en calidad de obrero en España, conquistó y bautizó almas, presidió la Santa Cena y como apasionado luchador social, en esas batallas puso toda su capacidad; porque desde niño permeó en él el deseo de erradicar la discriminación que él vivió y que sufría la iglesia del Señor y cuando le confiaron la responsabilidad pastoral, no cesó de luchar hasta conseguir que las autoridades hicieran las reformas, con las que hoy se garantizan los derechos de la feligresía y las libertades de la Iglesia del Señor.

Hoy la iglesia es engrandecida gracias al intrépido espíritu humanista y a las luchas emprendidas por el actual Apóstol de Jesucristo; las cuales se recordaron este 14 de enero de 2019, para conocimiento de las presentes y futuras generaciones; porque además de ser hechos destacados del trabajo del Apóstol contemporáneo, con ellas Dios le concedió destacados triunfos legales para beneficio de la colectividad; entre ellos destacan los presentados como sus propuestas ante el Senado:

Fomenta en la sociedad y en el Congreso una cultura de la no discriminación proponiendo el No a la intolerancia, sino al respeto absoluto, cuya propuesta fue presentada ya ante los Senadores

Logró que en el cuestionario del censo del INEGI, se incluya a la Iglesia La Luz del Mundo, como tercera opción de respuesta y no sólo Iglesia Católica y otras

Logró que en las legislaciones de los Estados se establecieran sanciones para las empresas que utilicen criterios religiosos para la selección de su personal

Propuso que cada Estado tenga una Subsecretaría de asuntos religiosos, con profesionales que sean garantes de los derechos en materia religiosa, que además vigile, denuncie y sancione todo tipo de violación a los derechos humanos en esta materia.

Propuso que se incrementen las partidas presupuestales para los organismos que realizan acciones en defensa y preservación de los derechos humanos

Propuso que no se establezcan Capellanías en los cuarteles del Ejército mexicano, ya que no toda la población es católica

Reunió voluntades para defensa del Estado laico y la preservación de la Educación laica, lucha que continúa con su ejemplo y adhesión a los principios que garantizan las libertades de la Iglesia La Luz del Mundo.

La iglesia presente en esta Recordación de hechos apostólicos escuchó con satisfacción el testimonio del hermano Rogelio y antes de retirarse del sagrado recinto, en oración agradecieron al alto Dios por tener por guía, por maestro y padre de la fe a un Apóstol tan proactivo, tan ejemplar y compasivo. En plegaria oraron a Dios que fortalezca al Apóstol Naasón, le permita lograr nuevos triunfos en defensa de los derechos y felices de haber conocido su trabajo, rogaron a Dios le bendiga por representar a la iglesia con la inigualable dignidad que lo ha hecho siempre.