Por primera ocasión, el Apóstol de Jesucristo visita a los hermanos de Zaragoza, Puebla

Recorre instalaciones de Clínica de Especialidades

(Coordinación de Crónica Apostólica) — El sábado 13 de octubre, el Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, luego de desayunar en Amozoc con algunos de sus colaboradores, se trasladó al municipio de Zaragoza, en la sierra norte de Puebla, donde tiene presencia la Iglesia del Señor. Además de una Casa de Oración, en esta localidad se encuentra la Clínica de Especialidades Médicas «Dr. Samuel Joaquín Flores», ubicada en la avenida Hidalgo n. 1503, colonia Ampliación Zaragoza.

El reloj marcaba la 1:36 de la tarde cuando el insigne visitante arribó al municipio de Zaragoza —que colinda con Zacapoaxtla, localidad en donde se asientan trece Casas de Oración—. Antes de ingresar al Hospital, los hermanos de la Iglesia local lo esperaban con singular alegría: era la primera vez en la historia de la Iglesia de La Luz del Mundo en Puebla que el Apóstol Naasón Joaquín estaría en este municipio, enclavado en la sierra norte y colindante con los «pueblos mágicos» más representativos de la entidad.

En la puerta del hospital, el doctor Juan Antonio V. Zapata, médico militar retirado y actual director de la Clínica de Especialidades, dio la bienvenida al Apóstol Naasón Joaquín y sus acompañantes —entre otros, su esposa, la hermana Alma Zamora, y los hermanos P.E. Benjamin Joaquin, P.E. Uzziel Joaquín, P.E. Gilberto García y Rogelio Zamora, presidente de la Asociación de Empresarios y Profesionistas de México (APEM)—.

Enseguida, el doctor Zapata y su esposa, la hermana Merab García, nutrióloga de profesión, guiaron al Apóstol de Jesucristo y sus acompañantes a las instalaciones del nosocomio. En este recorrido por el edificio de cuatro niveles, el director médico explicó con detalle el funcionamiento operativo, administrativo y clínico del hospital —que opera en beneficio de la sociedad poblana—, así como su historia e inauguración, que tuvo lugar el 27 de septiembre de 2017.

Cabe destacar que la Clínica Dr. Samuel Joaquín Flores, es un edificio moderno y funcional que cuenta con sala de recepción, consultorios de especialidades, sala de urgencias las 24 horas, laboratorio clínico, ginecología y maternidad (cuneros), farmacia, salón de juntas y cafetería, entre otros servicios. A 80 metros de distancia del citado hospital, se encuentra el templo de la Iglesia La Luz del Mundo en el municipio de Zaragoza.

Luego de escuchar el informe pormenorizado del doctor Zapata, y de dar diversas instrucciones, el Siervo de Dios visitó a uno de los pacientes que convalece en dicho nosocomio: el hermano D.E. Pedro García, encargado de la Iglesia en Oaxtepec, Morelos, y padre de la hermana Merab García.

«Viendo el fruto de la fe que sembró en su hija. Pablo le dijo a Timoteo el orgullo que sentía por él por la fe no fingida, la cual él había sido intstruido por su madre y por su abuela (2 Timoteo 1:5), ahora era útil para el servicio de él, ahora lo veo reflejado en el trabajo de su hija… Y no solamente en su hija, sino en sus nietos. Mi oración es en su favor y el tiempo que Dios quiera darle de vida, siga siendo para el servicio de su Pueblo. Dios lo bendiga y lo guarde»

Al descender de la escalera, el hermano Daniel Flores, ministro de la Iglesia en Zaragoza, Puebla, dirigió unas palabras al Embajador de Cristo. En correspondencia, el insigne visitante expresó: «Salúdeme a la Iglesia de mi parte; mi oración continua es en su favor, para que Dios les siga bendiciendo».

En la salida del Hospital, los hermanos de la Iglesia local esperaban al Apóstol del Señor para saludarlo y desearle parabienes. «Dios les bendiga y los guarde. Dios lo siga prosperando en esta hermosa ciudad. Los llevo en mi corazón. Dios los bendiga».

El reloj marcaba las 2: 13 de la tarde cuando el Mensajero del Evangelio eterno retornó a Amozoc. La estela de bendición que dejó con su vista al municipio de Zaragoza — la primera en su ministerio—, en los proyectos espirituales y materiales, llenó de confortación, seguridad y ánimo en los hermanos de esta localidad poblana.

Fuente: Coordinación de Crónica Apostólica.