“La doctrina, en la Iglesia del Señor, no se impone, se enseña“ Apóstol Naasón Joaquín

La doctrina, en la Iglesia del Señor, no se impone, se enseña; y la enseñanza llega a la conciencia, y a través de la misma, es cuando el hombre toma la decisión y la actitud de cambiar su vida”.

Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García.

GUADALAJARA, Jal. A 1 mayo del 2019 (Berea Internacional).-

La Iglesia del Dios Vivo, Columna y Baluarte de la Verdad: La Luz del Mundo en la colonia Hermosa Provincia de esta ciudad, encaminó sus pasos en esta mañana de bendición para darle gracias a Dios por un nuevo día y por el inicio de este mes que es de bendición para todo el pueblo del Señor. En el grande amor y misericordia de Dios, todos los hermanos que acudieron a primeras horas de esta mañana, acompañaron al Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García a elevar su oración de acción de gracias y adoración a Dios en su oratorio del templo sede internacional; cabe mencionar que ya se encuentran en esta colonia, hermanos de diferentes regiones del mundo, quienes han venido a celebrar un año más de vida que el Señor le concede al Apóstol de Jesucristo.

Al término de su oración, el Apóstol del Señor se detuvo unos minutos para hablar con el grupo de ministros que le acompañaron en este día y les comentó acerca de la “Carrera del Jubileo” que dio inicio el día de hoy como parte de los festejos del “50 Aniversario Jubileo de Vida”. Este evento se deriva de las actividades que conforman el programa apostólico de salud que se viene realizando desde el mes de enero de este año con los ministros de la Iglesia en diferentes regiones del mundo. La “Carrera del Jubileo” dio inicio a las 5:00 horas desde Chapala para finalizar en la colonia Hermosa Provincia en el CCyRSJF con un promedio de 50 km de recorrido.

El Varón de Dios expresó su alegría al tener conocimiento de esta actividad y habló de la importancia de mantener una vida sana para el servicio de la Iglesia, resaltó el compromiso de todos los hermanos que han venido participando en este programa porque se han esforzado en hacer cambios a su forma de vida para su bienestar físico y mental; ya que con estas actividades manifiestan que la Iglesia se preocupa por la salud integral.

El Apóstol de Señor subrayó que se siente orgulloso de todos los ministros que se unieron a este programa y que él también se preocupaba por cuidar y mantener su salud por la Iglesia.

El Siervo de Dios expresó: “Estas actividades dan muestra de que la Iglesia también se preocupa por la salud integral. Los ministros de Guadalajara y su Zona Metropolitana se han esforzado en estas actividades y con esto me están diciendo, aún en esta actividad que es material, estamos con Usted, Dios ve este esfuerzo, porque lo hacen por la iglesia… Necesito de cada uno de ustedes, la experiencia de los antiguos, la constancia de los maduros, la fuerza y energía de los jóvenes; de todos necesito, porque la Iglesia sigue creciendo y avanza muy rápido. Me llena de orgullo saber de todas estas actividades porque es un mes de bendición para la Iglesia porque me dicen: Es el mes en que Usted nació.

Estaremos en convivencia, no solamente en lo espiritual, sino también en lo material… Quienes realmente huelen esa fragancia de vida, se alegran en este mes de bendición, aún las personas que tienen una amistad con la Iglesia y con su hermano. Mi oración es por la Iglesia y por todos aquellos que le han hecho bien a la Iglesia. En todo tenemos que ser sabios, principalmente en lo espiritual, pero también en lo material; porque de todas las formas, ustedes me dicen que están conmigo y siento muy hermoso, ¡Dios les pague!…”.

El Apóstol del Señor enfatizó en lo importante que es el ejercicio y la alimentación sana entre los ministros, ya que por este tipo de actividades, muchos hermanos alcanzan a vivir algunos años más para seguir sirviendo a Dios y a su Iglesia de una manera efectiva.

Comentó que a la iglesia le da gusto ver a su ministro practicar deporte y una vida sana, además de que son ejemplo para todos los miembros en ese lugar donde están sirviendo, porque las ovejas siguen a su pastor, aún en lo material.

Explicó que los vecinos que, aunque no pertenecen a la Iglesia, ven el ejemplo que ponen todos los hermanos con esta vida de disciplina de armonía y de convivencia sana. Dijo: “A nivel mundial y nacional, Hermosa Provincia, es la única colonia que ha empezado con un programa de salud para sus habitantes; este programa de salud se va multiplicando en toda la Iglesia, ahorita ya Estados Unidos también inició su programa de salud. Cuando logremos conseguir que toda la Iglesia sea activa, seremos, aún en lo humano, un bello ejemplo para la sociedad”.

El Apóstol de Señor habló de cómo la vida de los hermanos que no nacieron en la Iglesia, sino que se convirtieron, fue cambiando y dijo: “La doctrina, en la Iglesia del Señor, no se impone, se enseña; y la enseñanza llega a la conciencia, y a través de la misma, es cuando el hombre toma la decisión y la actitud de cambiar su vida”.

Explicó que los hermanos cambian en días su antigua forma de vestir, de hablar, de accionar, y que después de su bautismo se dan cuenta que aquello que no podían dejar para servir al Señor, en unos cuantos días lo dejan, porque llega un entendimiento que antes no tenían y expresó: “Todo cambio en la Iglesia del Señor se hace a través del conocimiento no de la imposición. Cuando el conocimiento es a través de la doctrina llega a la conciencia y empieza a mandar señales por la fe, y el hermano y la hermana empiezan a obrar”.

Le comentaron sobre una visita de un representante de un complejo educativo del gobierno, quien expresó que en la Iglesia se forman líderes al ver las actividades que realizan los niños y dijo: “El joven vive con la ilusión de llegar a sus 18 años e ir al templo a dar gracias y expresar: ¡Mi tiempo ha llegado! Porque sabe que se está preparando para ir a la obra.

¿Qué es el obrero? Es el ministro, quien es líder en todo. La hermanos ven a su ministro como un líder porque se implica en todo tipo de actividades con su iglesia.

Al niño desde pequeño se le enseña a llevar oraciones, a hablar en público, expresarse, a perder el miedo. En la Iglesia se les enseña a los jóvenes a progresar, a prosperar, enseñándoles que Dios les va a ayudar en todo lo que hagan… Ser buenos cristianos, nos hace ser mejores ciudadanos en todo.

Nuestra mente no alcanzará a comprender que de muchas formas, el Señor nos está diciendo que el cumplimiento de su promesa ya llegó. Cada día nos sorprende el Señor, sus maravillas son nuevas”.