Agenda Apostólica

Recorre el Ungido de Dios complejo urbano en Silao, Guanajuato

Silao, deseos que se cumplen; recorre el Ungido de Dios complejo urbano en expansión

SILAO, Gto. A 22 de abril del 2019 (Berea Internacional). El Excelentísimo Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, visitó este día a los hermanos que viven en el entorno de la Torre de la Fe, en Silao Guanajuato. Este complejo urbano de hijos de Dios crece, y Él dispuso nuevas obras y acciones para el bienestar de quienes allí viven o lleguen.

Silao, municipio del Estado de Guanajuato, ubicado en El Bajío de México, es sede del aeropuerto internacional de esta bella y centenaria entidad mexicana, prestando servicios fundamentalmente a habitantes de las conocidas ciudades de León, Guanajuato capital, Irapuato y Salamanca. Aquí hoy el Embajador del Reino de los Cielos mostró su alegría porque lo que hace algunos años fue un deseo del entonces Siervo de Dios Samuel Joaquín, hoy ya es una hermosa realidad.

Y así, entre casas de hermanos que ya viven aquí, el Gran Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García observó con mucha alegría el avance que registra el edificio Albergue para hermanos que, en diferentes épocas del año, son convocados para celebrar aquí diversas tareas. Por supuesto, giró instrucciones para hacerlo aún más funcional y cómodo.

A su paso, había muchos hermanos saludándolo, bendiciéndolo. Les regaló a su vez, y expresó, sus bendiciones, además de que dio indicaciones a quienes en este tiempo son los responsables del proyecto, para que desarrollen acciones complementarias en materia de servicios públicos y equipamiento.

En el recorrido por esta gran colonia, el Enviado de Dios mostró felicidad por ver el desarrollo de sus proyectos, como es el de la construcción de departamentos de objetivo social, en su deseo de que haya mejores condiciones de vida para los hermanos que aquí quieran vivir, a bajo costo.

Ya al arribar a Su casa, saludó a hermanos que viven aquí en la colonia y les dijo que Él se sintió muy contento porque ellos ya vivían aquí, y formaban parte de esta colonia. Los invitó a seguir trabajando en el entorno, cuidado las áreas verdes cada día, afirmando en ellos la responsabilidad de mantener el lugar bonito y cuidado, para hermosear más esta colonia de hijos de Dios, que se levanta en magnífico sitio, a bordo de la carretera que enlaza a León con Irapuato y Salamanca, pasando por Silao, ciudad en la que La Elección de Dios ha trabajado también, exitosamente.

¡Gloria al Señor!