Se despide de una Iglesia de Guerreros el Apóstol del Señor

Chilpancingo, GRO. (Berea Internacional) — En una hermosa manifestación de fe, los hermanos de Chilpancingo recibieron al Gran Ungido de Dios, Naasón Joaquín García, quien se mostró orgulloso de ellos, los llamó guerreros, les compartió la felicitación que momentos antes le había hecho el gobernador del Estado y los invitó a predicar, a dar testimonio, de la paz que ahora disfrutan.

Tras hacer un recuento de los héroes que ha tenido Guerrero en las luchas nacionales, el Santo Apóstol de Jesucristo Naasón Joaquín García, dijo que ahora en la Iglesia seguimos luchando por el Evangelio de Jesucristo para predicarlo a los gentiles.

Los felicitó porque han deslumbrado a autoridades con su trabajo y su conducta.
Después, tomó sus alimentos en el Templo y se despidió entre muchas voces de júbilo de los hermanos que habían logrado un sueño: ver entre ellos, en su Templo, al Hombre que Dios envió a la tierra para conducirnos a la Vida Eterna.

Album Not found