El Apóstol de Jesucristo visita a los hermanos de Nueva Estrella, Hidalgo; en esa colonia de Pachuca, se levantará una Torre de la Fe

Visita el Apóstol de Dios Nueva Estrella y anuncia Torre de la Fe.

(Coordinación de Crónica Apostólica).— El 12 de junio, por la tarde, el Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín García, visitó a los hermanos de la colonia Nueva estrella, en el municipio de Pachuca. La Casa de Oración, que está ubicada en las faldas del cerro y desde donde se ve la ciudad capital, se llenó de luz con la anhelada visita del Ángel del evangelio eterno, quien llegó al templo durante el servicio de adoración del domingo por la tarde, después de visitar a los hermanos que se congregan en el templo de Real del Monte.

Desde que subía la escalinata, los niños ondeaban pendones representativos de los países donde la Iglesia La Luz del Mundo tiene presencia, y el pequeño Coro le dio la bienvenida con el himno 446, canción de gozo por la presencia del mensajero que Dios mandó, mientras el grupo de hermanos levantaban sus manos con pañuelos blancos.

El Apóstol de Jesucristo ocupó su ministerio visiblemente emocionado al verificar que en ese lugar, de tan difícil acceso, hubiera una Casa de Oración en donde por los años 80 el hermano Juan Sánchez donó el predio en el que se construyó el templo, que ha sido para la gloria de Dios, porque de ahí numerosos hermanos y hermanas se trasladaron a la colonia san Cayetano, en la ciudad de Pachuca, con lo que se logró expandir la obra del Señor en la capital hidalguense.

Después de saludar a la Iglesia, expresó la gran alegría que le producía estar en ese lugar, que aunque humilde, se veía desde la ciudad, por lo que les dijo que podría erigirse una torre de la fe y expresó: “Cuando la gente la vea y pregunte, ¿que es esto?, tú le dirás: no es otra cosa que Casa de Dios y puerta del cielo, donde se reúnen los hijos de Dios a alabar al Creador en la colonia Nueva estrella”.

El Apóstol de Dios dio por hecho que se van a extender, porque está seguro de que su visita a ese lugar traerá bendiciones y prosperidad, como lo ha prometido Dios, por lo que los invitó a esforzarse más, no porque no hubieran trabajado, sino porque mientras dure el día hay que seguir trabajando. Agregó que sabe “que tendrán muchos enemigos que les estorben el proyecto de construcción de una torre de la fe, mas los exhortó a esforzarse y ser valientes, a no temer porque mi oración será en favor de ustedes y si verdaderamente creen que yo soy la voz de Cristo, pelearán muchos contra ti y no te vencerán, porque yo voy a estar contigo”.

Con gran entereza les ordenó que salgan a predicar, que digan: “Un Apóstol de Jesucristo nos envía, y las murallas de la incredulidad y del fanatismo caerán y vendrá la prosperidad que Dios ha prometido”. Los invitó a que lo acompañaran a orar para decirle a Dios que sea con ellos y que cumpla en sus promesas de prosperidad, y añadió: “Cuando salgas a predicar irá contigo un ángel acompañándote para que nada les suceda, salvo conquistar las almas para el Evangelio”.

Después de su oración de petición en favor de esas almas de fe y de limpio corazón, que sin un encargado se consagran, salió para acudir a Santiago de Tulantepec, a su paso estrechó la mano de algunos invitados y los bendijo, saludó al hermano D.E. Carlos Montemayor, quien llevaría el punto de doctrina en el servicio de esa tarde. Se retiró feliz de haber estado en Nueva Estrella

La Iglesia La Luz del Mundo en el estado de Hidalgo, tiene su origen en el municipio de Real del Monte, por el año 1976.
El hermano Juan Sánchez Roldan se desempeñaba como administrador de las minas del Real del Monte, motivo por el cual viajaba con frecuencia a la Ciudad de México, donde rendía cuentas de las labores en Hidalgo.

En algún momento el hermanoJuan conoce a unos hermanos de la colonia Vallejo, de la Ciudad de México, quienes comenzaron a predicarle la Palabra de Dios que un Apóstol de Jesucristo traía a las almas.

Transcurridos algunos años, en 1980, llega el primer ministro a Hidalgo, llamado Miguel Martínez, y su esposa, para estar al cuidado de la iglesia de Real del Monte. Al año siguiente (1981) se efectúan los primeros bautismos.

En el año 1983 la Palabra de Dios llega al municipio de Tulancingo, donde conocen al hermano Rafael Villalva, quien tiempo atrás había escuchado la palabra de Dios en la ciudad de México, pero desconocía totalmente que en Hidalgo ya había una iglesia que se reunía a alabar al Dios Altísimo.

Alrededor de los años 1990 y 1992, un hermano llamado Margarito, conoció la iglesia en la Ciudad de México y al preguntar por la Iglesia en Hidalgo fue canalizado a la Iglesia de Real del Monte, y por medio de este hermano inicia la obra en el municipio de Huasca de Ocampo.

Las iglesias continúan creciendo y por bendición de Dios la Palabra se expande a otros municipios del estado, y en la actualidad no hay como frenar la promesa de Dios a su Santo Apóstol: “Si hoy ves a este pueblo grande, yo lo voy a multiplicar aún más…”.

Fuente: Coordinación de Crónica Apostólica.

#GiraUniversal2017
#LLDM

Album Not found