Agenda Apostólica

Anuncia Monterrey una nube grande

By octubre 30, 2018 noviembre 5th, 2018 No Comments

Anuncia Monterrey una nube grande, lloverá, dice el Enviado de Dios

Campestre La Silla, Guadalupe, N.L. A 30 de octubre del 2018. (Berea Internacional). Al terminar su recorrido de anoche por siete distintas colonias donde hay Iglesia del Señor -en realidad se reunieron hermanos que se congregan en más de 15 Casas de Oración- es visible la multiplicación actual e inmediata del pueblo de Dios, pero el Excelentísimo Apóstol de Jesucristo, Naasón Joaquín, lo dijo de manera más clara en este municipio de Guadalupe: que en los cielos de la Zona Metropolitana de Monterrey ya ha asomado una grande nube y miles de almas que hoy gimen, servirán al Dios Vivo.

Al cerrar este día un recorrido largo, en el cual todas las iglesias tenían un mismo sentir, y el Apóstol del Señor se alegró mucho con todos ellos, tanto los de Casas de Oración grandes, o chicas, los que están en el centro y colonias más habitadas de Monterrey, como los que se encuentran en las orillas, el Ángel del Evangelio Eterno, su voz, su mensaje, estremeció a hermanos y visitas.

Se refirió al pasaje en el que el profeta Elías, en plena sequía y necesidad, lleno del favor de Dios hizo llover cuando todos esperaban pero nadie creía: “41 Entonces Elías dijo a Acab: Sube, come y bebe; porque una lluvia grande se oye. 42 Acab subió a comer y a beber.

Y Elías subió a la cumbre del Carmelo, y postrándose en tierra, puso su rostro entre las rodillas. 43 Y dijo a su criado: Sube ahora, y mira hacia el mar. Y él subió, y miró, y dijo: No hay nada.

Y él le volvió a decir: Vuelve siete veces. 44 A la séptima vez dijo: Yo veo una pequeña nube como la palma de la mano de un hombre, que sube del mar. Y él dijo: Ve, y di a Acab: Unce tu carro y desciende, para que la lluvia no te ataje. 45 Y aconteció, estando en esto, que los cielos se oscurecieron con nubes y viento, y hubo una gran lluvia”.

Así vio el Gran Apóstol del Señor, Naasón Joaquín la prosperidad y la multiplicación de su pueblo en esta Nueva Era. Se mostró feliz en todo el recorrido, primero porque como pastor jurisdiccional que fue, conocía a muchos hermanos en la región, y enseguida, porque hoy le recibieron como a lo que Dios quiso hacer de Él, antes que el mundo fuese: un Apóstol de Jesucristo.

El Embajador del Reino de los Cielos se mostró muy contento al saludarlos. Les dijo que, al contemplar el rostro de la felicidad, la que solo Dios da, la que llega a través de la fe, de su amor, de su Gracia, Él se alegraba.
Aqui en Campestre llegaron hermanos de las colonias Sierra Ventana, Cadereyta y Bellavista. Les llamó a dar de Gracia lo que de Gracia recibieron, y que de lo mucho que Dios ha hecho con nosotros, hablemos, confesemos que Jesús es El Señor, que hay salvación y Vida Eterna, porque Dios envió a un Apóstol en estos tiempos: Naasón Joaquín.

Es la 14ª Etapa de la Gloriosa Gira Universal. La de los triunfos apostólicos, la de las batallas ganadas, la de las victorias acumuladas, la de la felicidad, del gozo, de la paz, la de las maravillas.
¡Gloria al Señor!